Noticias

GUILLERMINA CANDELARIO CORONARA COMO INMORTAL SU FRUCTIFERA Y TESONERA CARRERA COMO PESISTA

Guillermina Candelario será inmortal del Deporte Dominicano Elección de la pesista retribuirá sus aportes de medallas al país.

SANTO DOMINGO. Los 13 años de intensa y fructífera labor que la pesista  Guillermina Candelario brindó a su país serán retribuidos con su exaltación al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

La más laureada levantadora de pesas del país en los 48 kilogramos y una de las mejores de la historia en América en esta división será elevada al templo de la inmortalidad el domingo 11 de noviembre, en ocasión del LII Ceremonial que tendrá lugar en el auditórium principal del Pabellón de la Fama del Centro Olímpico Juan Pablo duarte, a partir de las 10:00 de la mañana.

Candelario, nacida el 19 de agosto de 1973 en San Pedro de Macorís y pionera en una familia de pesistas que sigue dando frutos al país como su sobrina y probable inmortal en el futuro Beatriz Pirón, fue electa por el Comité Permanente del Pabellón de la Fama.

Dionisio Guzmán, presidente de la institución, sostuvo que Candelario es la penúltima escogida de los diez deportistas que serán exaltados en el Ceremonial 52.

Guzmán precisó que con anterioridad, el Pabellón de la Fama eligió a los ex peloteros José Mesa, Pedro Julio Astacio, Tony Batista y Pedro Gómez, ex selección nacional de béisbol, pero cuya escogencia se hizo en softbol porque ser la disciplina en la que más sobresalió. Además, del ex basquetbolista Tito Horford, los propulsores Cuqui Acevedo, Rafael -Fey- Duquela y el judoca José Vicbart Geraldino.

Trayectoria y hazaña

Candelario es una de las alzadoras de peso y de las atletas en general que más medallas ha ganado para la República Dominicana en competencias internacionales.

Posee ha hazaña de ser la única atleta que ha logrado presea en tres Juegos Centroamericanos y del Caribe y en igual cantidad de versiones de los Juegos Panamericanos.

Y lo hizo en ediciones consecutivas tanto en Centroamericanos como en Panamericanos. Guillermina subió al pódium en las ediciones Centroamericanas de El Salvador 2002, Cartagena de Indias 2006 (Colombia) y Mayagüez 2010 (Puerto Rico), donde hizo su última aparición a nivel del certamen regional.

En los Panamericanos ganó su primera medalla en los de Winnipeg 99, Canadá, para repetir preseas en Santo Domingo 2003 (República Dominicana) y Río de Janeiro 2007 (Brasil).

En los Centroamericanos de El Salvador ganó oro y plata, bronce en Cartagena y plata en Mayagüez. A nivel continental se estrenó con un bronce en Winnipeg, siguió con plata en Santo Domingo y obtuvo otro tercer lugar en Río de Janeiro.

Candelario, quien hizo su debut en la selección grande para los Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo 98 (Venezuela) donde obtuvo un cuarto lugar, fue escogida Atleta del Año de su deporte en el 2002, tanto por el Comité Olímpico Dominicano como por la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo.

Además de sus participaciones en tres Juegos Centroamericanos y tres Panamericanos, Guillermina compitió en los Juegos Olímpicos del año 2000 celebrados en ciudad australiana de Sydney. Es una de las pesistas del patio que más ha competido en Campeonatos del Mundo. Lo hizo en las versiones de Atenas 99, Canadá 2003, Doha 2005 (Qatar) y Santo Domingo 2006.

Campeonatos regionales     

Amén de sus logros en justas oficiales, Guillermina ganó más de 20 medallas durante sus participaciones en Campeonatos Centroamericanos, Panamericanos, Iberoamericanos y en otros tipos de eventos internacionales.

En 21 se cuentan la totalidad de las preseas obtenidas por la petromacorisana en el devenir de su carrera.

Comenzó con tres platas en la Copa Simón Bolívar de Barquisimeto (Venezuela) en 1998, misma cantidad de metales y del mismo color conseguidas en el Norceca de El Salvador el mismo año.

Sus primeros oros, tres en total, llegaron un año después en el Campeonato Iberoamericano de Guatemala. Volvió a repetir una labor similar en el 2000, pero en el Campeonato Nacaci celebrado en los Estados Unidos.

En el 2003 obtuvo tres de plata en la Copa Guatemala y su primer título a nivel de Campeonato Panamericano llegó en el 2005 cuando se coronó la reina absoluta de los 48 kilogramos en el evento continental disputado en Luisiana, Estados Unidos. También en 2005 fue la campeona con tres oros en el Torneo Luigi Memorial de Puerto Rico.

En el ámbito nacional Guillermina Candelario fue por más de diez años consecutivos campeona nacional y monarca de los Juegos Deportivos Militares de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Un dato

Guillermina Candelario será la segunda pesista mujer en alcanzar la inmortalidad y la quinta deportista en sentido general de esa disciplina. Amaury Cordero fue exaltado en 1987, Rafael -El Pollito- Ortega en 2011, José Márquez, como propulsor, en 2013; y Wanda Rijo el pasado año.

Vicbart Geraldino es electo para la inmortalidad del Deporte en el Ceremonial del 11 de noviembre

Pabellón de la Fama anuncia la octava elección de los diez que serán exaltados

SANTO DOMINGO.  El judoca José Vicbart Geraldino fue seleccionado para la Inmortalidad del Deporte Dominicano.

Se convertirá en inmortal en el 52 Ceremonial a efectuarse el domingo 11 de noviembre, junto a siete seis deportistas que fueron elegidos en la víspera, anunció hoy el Comité Permanente del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

Su presidente, el doctor Dionisio Guzmán, expresó en un comunicado que otros dos deportistas serán anunciados en los próximos días, para completar la decena de inmortales de la Clase 2018.

Precisó que los diez exaltados, ocho de ellos fueron atletas que representaron dignamente al país en competencias internacionales y que los dos propulsores electos, Rafael -Fey- Duquela y Héctor Bienvenido Acevedo (Cuqui) fueron figuras cimeras en el devenir del deporte nacional.

Guzmán dijo que el Comité Permanente del Pabellón de la Fama ha tenido que ver con la escogencia de Vicbart, quien se une a los ex peloteros de grandes ligas Tony Batista, José Mesa y Pedro Julio Astacio.

Asimismo, al ex selección nacional de softbol Pedro Gómez, quien además representó al país en béisbol, y al jugador de la NBA, Tito Horford.

La escogencia de José Geraldino da continuidad a la consistencia que ha tenido la disciplina en los años recientes, en cuanto a la llegada de judocas a inmortalidad deportiva.

Después de Radhamés Lora Salcedo, el pionero de los judocas como inmortal del Deporte Dominicano en 1992, Geraldino será el cuarto que lo consigue en esta disciplina. Juan Chalas fue introducido en 2003, el propulsor Mamoru Matsuaga (EPD), en 2009; Dulce María Piña (en 2012) y Andrea Hernández fue exaltada hace cuatro años.

El Ceremonial del 2018 iniciará a las 10:00 de la mañana y el escenario será el auditórium principal del Pabellón de la Fama, ubicado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, frente al Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto (por el lado Oeste).

 

Trayectoria

Vicbart Geraldino es un atleta que dejó huellas en ese deporte y ganó múltiples medallas de oro, plata y bronce vistiendo los colores de República Dominicana en Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Panamericanos y en eventos propios de esta disciplina.

Tiene el mérito de asistir a dos Juegos Olímpicos, como los de Sidney 2000 (Australia) y Atenas 2004 (Grecia), además de los Campeonatos del 1997 en París (Francia-logró el noveno puesto), Birmingham ’99 (Inglaterra-lugar nueve), en Múnich 2001 (Alemania) donde arribó en el noveno lugar y en la cita universal del 2003 celebrada en la ciudad japonesa de Osaka (duodécimo puesto).

Tuvo su mejor desempeño en Juegos Centroamericanos y del Caribe cuando ganó medalla de oro en la categoría de 100 kilogramos, así como en la modalidad abierta de los Juegos de El Salvador 2002. Ese mismo año obtuvo oro en la Abierto Junior de Estados Unidos y tres de bronce en el mismo evento, pero en la categoría senior.

José Geraldino se abrió paso en la selección nacional en la década de los 90’s. entre el 96 y el 98 y en el 2003 fue medallista de bronce en los Campeonatos Panamericanos Junior.

En 1997 ganó su primer oro en el Centroamericano y del Caribe de Judo y defendió su condición de campeón cada año hasta 2002.  Entre el 98 y el 2001 fue monarca de su categoría en el Abierto de México y del 98 al 2002 de la versión similar celebrada en Puerto Rico.

Vicbart Geraldino además ganaría el título en el Torneo Simón Bolívar (Venezuela) del 97 al 2001, fue campeón del Abierto de Canadá en el 2001 y ganó la presea de bronce en el siguiente año.

Con un galardonado en 1997 como Atleta del Año del Comité Olímpico Dominicano, Geraldino ostentó en al menos diez ocasiones el título de campeón nacional en su división.

En 1999 fue el Atleta Más Valioso de la Gira Panamericana, al conquistar seis medallas de oro. En el año 2000 fue declarado Judoca del Siglo por el Comité Olímpico y por la Federación Dominicana de Judo.

José Vicbart Geraldino es además un miembro del Salón de la Fama del Club Deportivo Naco y del Ejército Nacional, institución a la que le brindó más de diez medallas de oro en su división y en la categoría abierta en los Juegos Deportivos Militares de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Un apunte

Vicbart Geraldino, a los 16 años, se convirtió en el campeón adulto más  del judo nacional; y fue el primer dominicano en ganar medalla de oro en los Abiertos de Estados Unidos y Canadá.

PABELLON DE LA FAMA ELIGE A PEDRO JULIO ASTACIO PARA LA INMORTALIDAD DEPORTIVA

Pedro Julio Astacio coronará carrera con elección a la inmortalidad

Pabellón de la Fama lo escoge como premio a su notable carrera

SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano eligió hoy a Pedro Julio Astacio como el sexto deportista que será inmortalizado en el 52 Ceremonial de Exaltación del domingo 11 de noviembre próximo.

Con la escogencia de Astacio, un ex lanzador dominicano dueño de una buena carrera en el béisbol de Grandes Ligas, suman cuatro los peloteros que serán entronizados en la Clase de Inmortales del 2018, incluyendo a un gigante como  Pedro Gómez que pasó su talento en el campo de aficionados.

Además de Astacio, los otros dos profesionales anunciados con anterioridad para la inmortalidad son el ex toletero Tony Batista y el taponero José Mesa.

Pedro Julio, un nativo de Hato Mayor, recibirá un regalo de cumpleaños anticipadamente, ya que vino al mundo un 28 de noviembre de 1968.

Su elección fue hecha por el Comité Permanente del Pabellón de la Fama, anunció hoy al país el presidente del organismo, doctor Dionisio Guzmán.

Recordó Guzmán que Astacio y los otros deportistas escogidos serán exaltados en un acto programado para celebrarse desde las 10:00 de la mañana en el Auditórium principal del Pabellón de la Fama, ubicado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Destacó que junto a los cuatro futuros inmortales señalados más arriba, hasta ahora han sido seleccionados el ex basquetbolista Alfred -Tito- Horford, los propulsores Héctor Bienvenido Acevedo (Cuqui) y Rafael -Fey- Duquela.

Una carrera de 100 victorias

Astacio está considerado como de los mejores lanzadores del pitcheo entre los dominicanos que han pisado los escenarios de las ligas mayores del béisbol de los Estados Unidos.

Durante una carrera de 15 temporadas ganó 129 partidos con 124 derrotas, y tejió seis temporadas de cifra doble en victorias. En cinco de esas campañas tuvo registro favorable en ganados y perdidos.

Tan destacada fue su carrera de liga mayor que Astacio forma parte de un exclusivísimo grupo de abridores dominicanos que han ganado cien o más victorias en el Big Show.

El comparte la mesa con los otrora astros e inmortales de Cooperstown Juan Marichal (ganó 243), y Pedro Martínez (219), Bartolo Colón (activo y líder histórico con 247), Ramón Martínez (135), Joaquín Andújar (127), Ervin Santana (126), Johnny Cueto (125), José Rijo (116), Ubaldo Jiménez (114), Miguel Batista (102) y Mario Melvin Soto (100).

Es Astacio el quinto más ganador entre los serpentineros quisqueyanos que han brillado en las Mayores. Lanzó en 392 partidos y abrió en 343 de esos encuentros, debido a su condición de pitcher cabecera en rotaciones de los Dodgers de los Angeles (del 92 al 97) y Rockies de Colorado (97-2001), primordialmente, además de los Metros de Nueva York (2002-03), Medias Rojas de Boston (2004), Astros de Houston (2001), Padres de San Diego (2005), Rangers de Texas (2005) y Senadores de Washington (2006).

Astacio ganó un anillo de Serie Mundial como parte del equipo de campeón de los Medias Rojas en el 2004. En su carrera lanzó 2,192.2 tercios de episodios y ponchó 1,664 bateadores, además de conseguir un WAR de 25.1 y un WHIP de 1.374. Tuvo efectividad de 4.67 y perdió 124 partidos.

Pedro Julio tiró 11 blanqueadas y completó 31 encuentros en su carrera. Admitió 2,292 imparables, le anotaron 1,213 vueltas (1,140 limpias) y otorgó 726 bases por bolas. Lanzó con los Dodgers en la Serie de Campeonato del 95 y 96 y con San Diego en el 2005. En cinco encuentros tuvo foja de 0-1 y efectividad de 2.00.

Dodgers y Colorado

Astacio lanzó mayormente con los Dodgers, con los que llegó a las Mayores y se estableció como un lanzador de rotación, y los Rockies.

Empleó 11 de sus 15 años de servicio con estas dos organizaciones y con ambas tuvo récord positivo, sobre todo con Colorado al lanzar cinco años en un cementerio de lanzadores como el Coors Field stadium. Tuvo foja de 48-47 como pitcher de los Esquivadores y 53-48 con Colorado. Con los Mets tuvo foja de 15-13 en dos campañas.

Sus mejores años

Entre sus seis temporadas de 10 o más triunfos por año, Astacio puso su mejor marca en triunfos y fracasos con 17-11 en 1999, con los Rockies. Ese año abrió 34 partidos, lanzó 232.0 entradas y pasó a 210 por las armas del tercer strike.

Sin embargo, su temporada más dominante la tuvo en los Dodgers en el segundo año en las Mayores, en 1993. Ganó 14 con 9 derrotas, logró efectividad de 3.57 en 31 juegos iniciados y 186.1 episodios de labor y le pegaron sólo 165 hits.

Pabellón de la Fama inmortalizara a Tito Horford, pionero entre los jugadores dominicanos que han jugado en la NBA

Tito Horford es electo para la inmortalidad del Deporte

Gigante de siete pies será exaltado por el
Pabellón de la Fama el domingo 11 de noviembre

SANTO DOMINGO. Alfred -Tito- Horford, pionero entre sus pares dominicanos que han jugado en la NBA, será inmortal.

Así, el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano tendrá una poltrona reservada de por vida para el gigante de siete pies nacido un 19 de enero de 1966 en la turística ciudad de La Romana.

La elección de Alfred fue anunciada hoy por el presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, doctor Dionisio Guzmán, quien precisó que se trata de la sexta escogencia que se produce en el proceso de selección que se realiza para el 52 Ceremonial que se realizará el próximo domingo 11 de noviembre, a partir de las 10:00 de la mañana.

Recordó que en la víspera han sido electos los ex peloteros de grandes ligas José Mesa y Tony Batista, el ex selección nacional en béisbol y softbol Pedro Gómez, además de los propulsores Héctor Bienvenido Acevedo (Cuqui) y Rafael -Fey- Duquela.

Guzmán explicó que junto a Duquela, Acevedo, Horford, Batista, Mesa y Gómez, serán inmortalizados otros cuatro atletas que serán anunciados en las siguientes semanas. Como es tradición, el Ceremonial tendrá lugar en el Auditórium principal del Pabellón de la Fama, ubicado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Además, Guzmán manifestó que la escogencia de Horford fue hecha por los periodistas y cronistas deportivos nacionales, a través del voto electrónico que se comenzó a implementar para este Ceremonial. “La elección de Mesa también fue responsabilidad de los profesionales del periodismo especializados en deportes”, explicó Guzmán.

Un grande con la selección

Además de ser el primer dominicano que jugó en la NBA, Tito también tiene el honor ser el primero que logro un triple doble en el baloncesto dominicano (anotación, rebotes y bloqueo).

Tito firmó para la NBA al ser escogido por Milwaukee Bucks en la ronda (39 en general) del draft de 1988. Su estadía fue limitada en el mejor baloncesto del mundo.

El romanense apareció en el firmamento del baloncesto dominicano en 1983 al formar parte de la selección nacional que conquistó la medalla de oro en el Centrobasket Juvenil celebrado en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto.

Ese mismo año y pese a su juventud formó parte del quinteto de Naco junto a los veteranos superestrellas Marcelous Starks, Antonio -Chicho- Sibilio, Hugo Cabrera y Winston Royal en la muy disputada final del baloncesto del Distrito Nacional en 1983, denominada “la batalla de las piscinas”  y que culminó con la corona de Arroyo Hondo en la primera ocasión que el evento se extendió al máximo al decidirse en siete juegos.

La brillante labor defensiva y el atleticismo del dominicano de 7-0 pies de estatura abrieron los ojos de los expertos que buscaron la manera de colocarlo en uno de los centros académicos de Estados Unidos para que estudiara y jugara en el competitivo baloncesto de la NCAA.

Aunque se vio precisado a sortear los contratiempos de rigor, Horford fue matriculado en la Universidad de Miami (Huracanes) y allí jugó en la estaciones de 1986-87 y 1987-88. Al final de esta última contienda se declaró elegible para participar en el draft de la NBA efectuado el 28 de junio de 1988.

Los Bucks de Milwaukee seleccionaron a Horford en la segunda ronda del draft con el pick 39 en general.

El 9 de noviembre de 1988 en partido que los Bucks recibieron a los Sixers de Filadelfia en el Bradley Center se produjo el debut de Horford y con eso la primera vez que un jugador dominicano accionaba en la prestigiosa NBA, conocido como el mejor de baloncesto del mundo.

Estuvo en cancha solo un minuto, pero no puso números. No fue hasta su tercera aparición en la duela, el 23 de noviembre del año antes mencionado cuando marcó sus primeros puntos. En el partido también celebrado en Bradley Center encestó seis tantos al tirar de 8-1 de campo y de conseguir los cuatro tiros libres que intentó en 18 minutos de juego. Milwaukee se impuso sobre Washington Bullets 124-102 ante 15,102 fanáticos.

Horford finalizó su carrera en la NBA después de participar en tres partidos en 1993-94 con los Bullets. En total jugó 63 encuentros en su carrera, pero lo más importante es que abrió las puertas a casi una decena de criollos que ya han vestido franelas de equipos de la exigente liga, incluyendo algunos que han alcanzado el grado de estrellas.

En la NCAA promedió más de 14 puntos y 9 rebotes por partidos y en el baloncesto dominicano se le considera el mejor jugador defensivo de todos los tiempos.

El diario USA Today lo seleccionó como integrante del Quinteto Ideal
de estrellas del basket estadounidense de escuelas secundarias. Además
de ser el Jugador del Año (1985) en Houston, elegido por el periódico
The Houston Post.

Esto luego de conducir a su equipo a una marca de 29-3 y su tercer
título en forma consecutiva. Promedió 14 puntos, 12 rebotes, seis
bloqueos y dos asistencias.

Su debut en el baloncesto universitario se produjo el 21 de diciembre
de 1986 en una derrota 88-86 ante Dartmouth. Encestó 17 puntos y
lideró a su equipo en rebotes (10), bloqueos (8) y asistencias.

En su primera temporada tuvo promedios de 14.3 puntos, 9.6 rebotes,
1.9 asistencias y 1.8 bloqueos en 32.1 minutos por partido.
En la campaña de 1987-88 tuvo estadísticas similares: 14.2 tantos, 9.0
rebotes, 1.1 asistencias y 2.7 bloqueos por partido.

Con su actuación con la selección nacional juvenil que ganó el torneo Centroamaricano y del Caribe con Fernando Teruel como entrenador, Horford ayudó a que República Dominicana clasificara y participara en el Mundial de 1983 en Islas Canarias, España.

Selección mayor

Su andar por el baloncesto internacional lo llevó a jugar en Francia
en 1991 con el Mónaco (13.1 ppj, 8.8 rpj en 17 partidos) hasta Italia
en 1998 con el Fontanafreda (2.4 ppj, 2.2 rpj en 13 encuentros).

En cinco oportunidades, el centro de 7-1 de estatura estuvo
representando a la República Dominicana a través de la selección
nacional superior.

Debutó en 1986 durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe en
Santiago. En un cerrado triunfo ante Islas Vírgenes (70-68), el día 26
de junio, coló 12 puntos.

El Centrobasket de 1993, en Puerto Rico, constituyó su segunda parada
en el equipo quisqueyano. En el encuentro frente a los boricuas, una
derrota 96-85, encestó 12 tantos.

Ese mismo año estuvo con el seleccionado en el Premundial, también en
Puerto Rico. En la serie clasificatoria fue el tercer mejor rebotero
(9.3). En el revés ante Venezuela (85-78) terminó con 11 rebotes y
cuatro bloqueos.

Integró el combinado para el Preolímpico de 1995 en Argentina. En su
mejor presentación marcó 13 puntos, el día 16 de agosto, en una
victoria 86-66 sobre Barbados.

Se despidió de la selección en el Centrobasket de 2001 en México. Su
mejor partido se produjo el día 13 de julio cuando encestó 16 tantos
en una derrota 81-78 ante Puerto Rico.

Sin embargo fue en el Campeonato Mundial Juvenil, celebrado en España
en 1983, donde Tito ofreció sus encuentros más destacados con la
camiseta nacional.

En la ronda de consolación de ese torneo terminó con cifras dobles en
puntos y rebotes en los partidos contra China (14-16), Australia
(12-10) y Uruguay (19-13).

Basket distrital

En el baloncesto superior distrital vio acción en 175 partidos con
Naco, San Lázaro, Los Prados y San Carlos. Terminó con un promedio de
11.3 puntos, 1,282 rebotes y 389 tiros bloqueados (líder de por vida).

Ganó el campeonato en 1994 con Los Prados, fue el primer jugador en
conseguir un triple doble en un partido y el único que ha repetido la
hazaña.

El primero fue el 20 de septiembre de 1994 en el séptimo y decisivo
partido de la serie final contra San Carlos. Los pradenses se alzaron
con el triunfo 85-63 y Tito terminó con 12 puntos, 12 rebotes y 15
tiros bloqueados. Los bloqueos establecieron también una marca
nacional.

El segundo se produjo del 11 de agosto de 1995 en el partido 36 de la
ronda regular que resultó una derrota para Los Prados con anotación de
70-64 ante San Lázaro. En esa ocasión, Horford acabó el partido con 11
tantos, 11 rebotes y 11 bloqueos.

Pero el 26 de agosto de 1988, jugando con el equipo de San Pedro de
Macorís en el Torneo Nacional ya lo había hecho. En esa ocasión
terminó con 10 puntos, 11 rebotes y 11 bloqueos en una victoria 96-83
sobre Santiago.

Fue tres veces el mejor rebotero del baloncesto superior distrital. En el campeonato del totalizó 128 y promedio de 8.5. En 1996 repitió otro liderato, esta vez con 121 y average de 8.1 y logró cifra doble en el 97 cuando lideró el circuito con 91 y una media de 10.1.

Refuerzo internacional

Tito reforzó además en muchas ligas profesionales, entre las que destacan el AS Mónaco de Francia (1990 y 1991), Majestic Firenze de Italia (1992), Fontanafredda Siena italiano (1994), Garzas de Plata UAEH de México (1997) y en el país también accionó con Villa Duarte (2001), Metroplitanos del Mauricio Báez (en el 2001) y San Carlos (2003 y 2004).

 

 

 

JOSE MESA ES ELECTO PARA LA INMORTALIDAD DEL DEPORTE DOMINICANO

Cronistas y periodistas lo eligen mediante el sistema del voto electrónico

SANTO DOMINGO.  El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano anunció la tarde de este martes la escogencia del ex lanzador José Mesa para la inmortalidad  deportiva.

La elección de Mesa coronará la gran trayectoria que tuvo el nativo de Azua en casi dos décadas de carrera de las Grandes Ligas, trecho en el que se comportó como uno de mejores relevistas de cierre del negocio.

Su escogencia recayó sobre los periodistas y cronistas deportivos de todo el país, que durante varias semanas tuvieron la oportunidad de votar por dos deportistas, mediante un novedoso sistema de voto electrónico implementado este año por el Pabellón de la Fama.

Dionisio Guzmán, presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, expresó que un segundo deportista elegido por los cronistas será anunciado en los próximos días.

Con Mesa suman cinco los seleccionados hasta el momento para abrazar la inmortalidad del deporte nacional en el 52 Ceremonial de Exaltación que se celebrará el domingo 11 de noviembre en el auditórium principal del Pabellón de la Fama, situado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte. El acto de inmortalización comenzará a las 10:00 de la mañana.

 

Mesa es el segundo pelotero profesional escogido hasta el momento, luego de la previa elección de Tony Batista, y el tercero en general. El otro votado para la inmortalidad es Pedro Gómez, uno de los mejores exponentes que ha tenido el país como selección nacional de béisbol y softbol. Guzmán recordó que Rafael -Fey- Duquela y Héctor -Cuqui- Acevedo, como propulsores, también serán inmortalizados este año.

Una carrera de 300 salvados

 

Entre los candidatos enviados en el listado a los periodistas y cronistas, los hacedores de opinión en el área deportiva valoraron la respetable carrera que tuvo Mesa durante una dilatada carrera de 19 temporadas en las ligas mayores del béisbol de los Estados Unidos. Reclutado como profesional en 1981 por los Azulejos de Toronto, su firma llegó como jardinero y por la potencia de su brazo fue convertido en lanzador.

 

En su momento, José Ramón Nova Mesa, de 52 años de edad, fue uno de los taponeros más dominantes del béisbol y llegó a ser el rey del salvamento entre los lanzadores dominicanos.

 

Se retiró en el 2007 con 321 partidos salvados y un liderato de recates logrado en la Liga Americana con 46 en 1995, con los Indios de Cleveland. En este gran año, tuvo una efectividad de 1.12 y 38 de los 46 salvamentos los registró en apariciones consecutivas en situaciones de salvados, lo que se convirtió en un récord de  Las Mayores.

Con su actuación fue decisivo para que los Indios lograrán un récord de temporada regular de 100 triunfos y 44 derrotas y avanzaran a su primera Serie Mundial desde 1954.

En la actualidad ocupa el tercer peldaño entre los taponeros del patio, superado por los 329 de Francisco Cordero y los 325 de Fernando Rodney, quien todavía se mantiene activo.

 

Además de todos sus salvamentos, Mesa tuvo registros totales de 80 victorias y 109 derrotas, con una efectividad de 4.36 y un WAR de 11.5. Lanzó en 1022 partidos, 95 de ellos como abridor en los primeros años de su carrera. Lanzó 1548.2 tercios de entradas, ponchó a 1038, otorgó 651 boletos gratis y terminó con un WHIP de 1.472. Toleró 1629 hits y le anotaron 811 carreras, 750 de las cuales fueron limpias.

 

Mesa, quien asistió fue convocado a dos Juegos de Estrellas, fue subido a las mayores por los Orioles de Baltimore, organización con la que jugó por cuatro temporadas. Debutó en 1987 lanzando en cuatro partidos y no regresó a las Mayores con los Oropéndulas hasta la campaña de 1990 y durar con ese conjunto hasta 1992.

 

Fue traspasado a los Indios de Cleveland en 1992 y fue el equipo de La Tribu que le dio la oportunidad de mostrar todo su potencial, después de convertirlo en cerrador. San Francisco, Marineros de Seattle, Filis de Filadelfia, Piratas de Pittsburgh, Rockies de Colorado y Tigres de Detroit fueron las otras novenas que confiaron en el talento del lanzador derecho dominicano.

 

Mesa tuvo al menos cuatro campañas en las que superó la barrera de los 40 partidos salvados (46 en el 95, 42 en 2001, 45 en 2002 y 43 en 2004), además de otras dos temporadas de 39 (1996) y 33 (199).

 

Del 99 al 2004 fue uno de los relevistas con más partidos salvados en todo el béisbol, con 215 y promedio de 43 por año. Rescató 183 partidos durante los ocho años que lanzó en la Liga Nacional y logró 138 salvados en 13 temporadas de carrera en la Liga Americana.

Sus mayores años de gloria los consiguió como taponero de los Filis, con los que salvó 112 encuentros en cuatro campañas, y con los Indios, al conseguir 104 en siete estaciones. Salvó otros 70  en dos temporadas con los Piratas y 34 con Seattle, también en dos años. Rescató uno con el uniforme de los Rockies.

 

Entre sus logros individuales, ocupa el lugar 12 de todos los tiempos entre los relevistas con más partidos lanzados y los 321 salvamentos lo ubican en el puesto número 20. Es número 15 de por vida en partidos terminados con 633.

PEDRO GÓMEZ ESCOGIDO COMO INMORTAL POR EL PABELLÓN DE LA FAMA

Pedro Gómez electo como Inmortal del Deporte Dominicano

Fue un prolífico bateador y gran antesalista en las selecciones nacionales de béisbol y softbol

SANTO DOMINGO.  Los prolongados y fructíferos años de servicio ofrecidos por Pedro Gómez a su República Dominicana recibirán la debida recompensa el domingo 11 de noviembre.

Será esa tarde cuando el gran antesalista y uno de los más finos bateadores que ha conocido el béisbol amateur y el softbol sea inmortalizado por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

Así lo informó este lunes el Comité Permanente del Pabellón de la Fama, a través de su presidente, el doctor Dionisio Guzmán. El 52avo Ceremonial del domingo 11 de noviembre, en un acto programado para celebrarse desde las 12:00 del mediodía en el auditórium principal del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

Precisó que Gómez ha sido electo para inmortalidad por el Comité de Veteranos, el organismo integrado por miembros del  propio Pabellón de la Fama que ya tienen la categoría de inmortales.

Guzmán indicó que la elección de Gómez constituye la tercera escogencia que se realiza para la Clase de Exaltados del 2018, destacando las primeras escogencias de los veteranos dirigentes Rafael -Fey- Duquela y Héctor -Cuqui- Acevedo, ambos en calidad de propulsores.

Con Gómez, el béisbol y el softbol tendrán a uno de sus más prestigiosos representantes, en virtud de que fue un bateador fuera de serie cada vez que conformó ambas selecciones. Sin embargo, el softbol fue la disciplina donde más se destacó y en el que duró la mayor cantidad de años representando al país.  

Gómez es nativo de Santiago de los Caballeros que azotó el pitcheo de toda la región Norte, antes de hacerlo contra los lanzadores de la Capital y ante rivales de otros países, ya como selección nacional, es catalogado el bateador más completo del país que haya podido representar al país en ambas disciplinas, en diferentes etapas.

Las tres medallas (de oro y dos bronces) logradas en competencias internacionales de béisbol y las 16 que ganó como miembro de la escuadra de softbol, hablan de su incuestionable calidad como bateador y hermética defensa en la tercera base. La historia registra a Pedro Gómez como el único atleta dominicano que ha ganado medalla de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe, en dos disciplinas diferentes (Cuba 82, en béisbol, y Santiago 86, en softbol).

Se desempeñó por cinco años en la selección de béisbol y entre 1980 y 1984 compitió en siete eventos internacionales, incluyendo los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84 (Estados Unidos), los Mundiales de Béisbol de Corea del Sur 82 (quinto lugar) y Cuba 84 (séptima posición del equipo dominicano), al igual que los Juegos Centroamericanos y del Caribe de La Habana 82, Cuba, (oro) y los Panamericanos de Venezuela 83 (bronce).

Hizo la selección por primera vez en 1980 para el Pre-Mundial de Panamá y un año después fue un pilar en la conquista de la medalla de bronce la Copa Intercontinental celebrada en Canadá.

Once años en softbol

Los años gloria de Gómez llegarían en la selección de softbol para beneplácito de la República Dominicana. En ese espacio de tiempo jugó en 16 certámenes internacionales, desde Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, así como en campeonatos continentales y regionales propios de la disciplina.

Fue así como este portento del bateo que nació el 14 de noviembre de 1956, se convirtió en uno de los atletas dominicanos, sino el número uno, que más medallas ha cosechado en la arena internacional, con un total de 19.

Las preseas conquistadas por Gómez con la selección de softbol se enumeran de la siguiente manera: Siete de oro, cuatro de plata y cinco de bronce. Y entre las 19, combinando las dos disciplinas, ayudó a selecciones nacionales a conquistar ocho coronas, cuatro subcampeonatos y siete terceros lugares.

A nivel de participaciones internacionales, su resumen es el siguiente: Dieciséis 16 años ininterrumpidos representando al país, cuatro Juegos Centroamericanos y del Caribe, cuatro Juegos Panamericanos, tres Campeonatos mundiales y unas Olimpíadas. A nivel del patio, Gómez jugó por 26 temporadas consecutivas y en otras tres como manager del equipo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.  

Principales logros

Una de las medallas más emblemáticas del béisbol dominicano en los Juegos Centroamericanos y del Caribe se conquistó en la versión de La Habana 82 y Gómez fue una figura de primera línea para la consecución de la presea. También se puede citar el bronce en los Panamericanos del 83 en Caracas, Venezuela.

Dentro del softbol, es preciso citar el metal dorado conseguido por República Dominicana y en el que Gómez fue actor de primera línea.

Esta corona llegó en su natal Santiago cuando el seleccionado nacional se coronó en el softbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1986.

A este logro se sumarían las de plata en los Centroamericanos de México 90 y Ponce 93, Puerto Rico. En Juegos Panamericanos está el bronce alcanzado por el país en Mar del Plata 95, Argentina.

En Campeonatos Centroamericanos de Softbol, Gómez ayudó a su selección a conquistar los títulos en las versiones de México 87, Venezuela 88, 91 y 94, Puerto Rico 92 y Monterrey 93 (México).

Además, las de plata en Puerto Rico 89 y Guatemala 95, en las de bronce en Colombia 85, Puerto Rico 86 y Guatemala 95. A sus incontables logros se añaden respectivos bronces en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 87 (Estados Unidos) y en el Campeonato continental de Argentina 90.  

 Hazañas en el país

Pedro Gómez comenzó a jugar béisbol Doble A en Moca con el equipo Constanza (1971, 72 y 73). En este último campeonato fue líder de bateo, dobles y Jugador Más Valioso.

En su natal Santiago debutó con Tamboril en 1974 y del 75 al 79 azotó la liga como jugador del equipo de la Pontificia Universidad Católica madre y Maestra (PUCMM). En el 77 fue el mejor bateador de la liga, líder en dobles, impulsadas Juegos Más Valioso y Beisbolista del Año en Santiago. Repitió todos esos logros en 1979, pero le agregó un liderato de hits.

Gómez ganó el premio de Jugador Más Valioso en los Juegos Nacionales del 79 celebrados en San Francisco de Macorís. Debutó en el Doble A de la Capital en 1980 y jugó hasta 1996, jugando esas 17 temporadas con la poderosa escuadra de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que también dirigió del 97 al 99.

En el competitivo campeonato distrital, Gómez fue líder de bateo en 1982, 83, 85, 86 y 88. Dominó con su bateo de promedio la época dorada de este torneo y en el 82 comandó los renglones de hits, dobles, turnos al bate y fue galardonado como Beisbolista del Año a nivel nacional.  

En softbol a nivel nacional y distrital fue también un palo muy respetado, jugando con Montecarlo (Santiago-78 y 79), Agricultura (en la Capital, del 81 al 86), Colchón King (1987 en Santo Domingo) y El Manicero (también en el Distrito), del 88 al 2000. 

Tony Batista coronará con la inmortalidad dominante carrera en la pelota local

Es primer ex pelotero escogido este  año por el Pabellón de la Fama

SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicana admitirá en su recinto a uno de los peloteros del pasado reciente que sembró terror a los lanzadores contrarios en el béisbol profesional otoño invernal.

Es por eso que Tony Batista será inmortalizado en el 52 Ceremonial de Exaltación a celebrarse el domingo 11 de noviembre desde las 12:00 del mediodía, en el auditórium principal del Pabellón del Fama, cuya sede está ubicada en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Batista fue escogido por los miembros del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, y es el primero de una serie de jugadores que en lo adelante serán inmortalizados por haber dominado alguna etapa del béisbol invernal.

Y Batista, nativo de Valverde Mao, es uno de los que impregnaron su sello de futuro inmortal, luego de una exitosísima carrera de pelotero con las Aguilas Cibaeñas, equipo con el que colaboró para que lograra una dinastía desde mediados de los 90 hasta los finales de la primera década del presente siglo.

La elección de Tony, quien también tuvo años de luces en el béisbol de los Estados Unidos jugando para los Azulejos de Toronto, fue anunciada hoy por el presidente del Pabellón de la Fama, doctor Dionisio Guzmán.

Dijo que con Tony, ahora totalizan tres los deportistas seleccionados para la inmortalidad de de este año, al recordar que previamente se escogió como propulsores a Héctor -Cuqui- Acevedo y Rafael -Fey- Duquela.

Con 15 temporadas accionado en la pelota profesional dominicana, Batista se retiró al finalizar la campaña 2008-2009, luego de construir una carrera que termina convirtiéndolo en inmortal.

Un antesalista e inicialista con un estilo ortodoxo de batear, Tony comenzó su carrera con los Tigres del Licey en la estación 94-95, accionando en sólo diez partidos. Fue en la campaña 95-96 cuando fue transferido a las Aguilas y desde ese mismo campeonato se convirtió en un azote para el pitcheo de la liga.

Fue así como luego de 15 años en activo, Batista se fue a casa habiendo conectado 304 imparables en 321 partidos de serie regular, agotó 1,188 turnos al bate, bateó 62 dobles, 46 jonrones, remolcó 214 carreras y anotó 172.

Con todo y ser un bateador de poder, el conocimiento de la zona de strike fue una de las virtudes de Batista, si se coloca en una balanza las 162 bases por bolas que recibió, con los 164 ponches que le propinó el pitcheo. Se estafó 20 almohadillas y terminó su carrera con un promedio de .256.

El toletero fue alma, vida y corazón en casi la totalidad de las nueva coronas que de liga que conquistaron las Aguilas entre las temporadas 95-96 hasta la del 2007-2008, en el que tuvieron rachas de tres coronas seguidas en una ocasión (96, 97 y 98) y otro par de dos títulos sucesivos (99-2000 y 2000-2001, así como 2006-07, 2007-08).

Es Batista, con sus 46 planazos de vuelta completa, uno de los 10 mejores jonroneros históricos de la pelota profesional criolla. Ocupa el noveno lugar de por vida y es uno de sólo 13 jugadores que han alcanzado las cuatro decenas de cuadrangulares.

Un dato curioso es que Tony nunca fue líder de tetrabases en una campaña porque apenas fue un jugador a tiempo completo en la liga del 96 al 99 (jugó en 34, 42, 37 y 51 encuentros sucesivamente), así como 2006-2007 y 2008-2009 cuando accionó en 45 y 47 juegos, respectivamente.

Sus máximas producciones de jonrones fueron los ocho que conectó en el  98-99 y los nueve del 2006-07. Tampoco fue líder en dobles alguna vez, ya que la velocidad no era una virtud suya como jugador, pero tuvo tres campañas de doble dígitos en batazos de dos bases (10, 11 y 11).

Entre el 99 y el 2006 cuando Tony se estableció en las Grandes Ligas y anduvo además por el béisbol de Japón, sólo vio acción en un total de 38 juegos, resumidos en siete temporadas.

Batista fue un impulsador nato cuando jugó temporadas completas en la liga. Sus años de 38 (en 2006-07), 37 (2008-09) y 34 (98-99) así lo confirman. Además, tuvo años de 25, 23 y 22 impulsadas. Además, una temporada de 52 imparables, otras cuatro de más de 40 (48, 46, 45 y 41) y una de 37.

La del 88-89 fue su campaña más completa en términos de ofensiva, al promedia .277 en 188 turnos oficiales y 51 partidos jugados, además de pegar 52 hits, entre ellos ocho dobles, ocho jonrones, anotó 34, remolcó 33 y se estafó siete almohadillas.

Sus 38 carreras impulsadas del 2006-07 fueron la mayor cantidad para un jugador de la liga ese año. Es uno de menos de 15 peloteros que superan las 200 vueltas remolcadas de por vida.

Grandes Ligas

Tony Batista es también un productor de dos centenas de cuadrangulares en liga mayor. Conectó 221 entre 1996 y el 2007, jugando para Oakland, Arizona, Toronto, Baltimore, Montreal, Minnesota y los Nacionales.  Terminó su carrera con 718 vueltas llevadas al plato, 625 anotadas, 1,146 imparables y .251 de promedio en 4,568 visitas al plato.

Su año de gloria llego en la campaña del 2000 con Toronto cuando conectó 41 cuadrangulares (cuatro de la liga), remolcó 114, dio 163 hits, además de 32 dobles y 96 anotadas en 154 partidos de acción.

Tuvo cuatro temporadas de más de 30 jonrones (41, 32, 31 y 31) y siete en total de 20 o más, así como siete con más de 20 dobles, incluyendo cuatro por encima de  30. En 2003 y 2004 fue el líder en partidos jugados entre los antesalistas de la Liga Americana y de la Nacional, con 154 y 155, respectivamente.