Noticias

Pabellón de la Fama elige a Gabriel Mercedes como inmortal del Deporte

SANTO DOMINGO. Gabriel Mercedes, medallista histórico de su deporte en unos Juegos Olímpicos, marcará otro hito cuando se convierta en el primer atleta olímpico de taekwondo en concretar su ingreso al templo de la inmortalidad del deporte dominicano.

Se trata de uno de los más grandes atletas de su deporte.

Y de los más grandes deportistas que alguna vez han vestido los colores de la bandera nacional. Así lo avalan sus dos medallas de oro en Juegos Panamericanos (Río 2007 y Guadalajara 2011) y tres títulos consecutivos en Juegos Centroamericanos y del Caribe (El Salvador 2003, Cartagena de Indias 2006 y Mayagüez 2010)

Cuando Gabriel haga su entrada al Pabellón de la Fama, será el tercer taekwondoístas inmortal, sin embargo los dos inmortales previos no tuvieron el peregrinaje en la arena internacional exhibida por Mercedes.

Precisamente Iván Tejeda (introducido en el 2008), un nativo de Monte Plata como Gabriel, y Ramón Smith, exaltado en el 2016, son los dos deportistas inmortales en esta disciplina.  

Yulis Gabriel Mercedes (Gaby) será exaltado en el LV Ceremonial del Pabellón de la Fama, previsto para celebrarse el domingo 14 de noviembre, informó hoy el doctor Dionisio Guzmán.

El presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama indicó que con la elección de Gaby, la institución pasa de más del cincuenta por ciento de la matrícula de diez deportistas que serán exaltados en la Clase 2021.

Explicó que ya fueron anunciados como futuros inmortales los propulsores Nelly Manuel Doñé y Carlos Lamarche Rey, los ex peloteros Rafael Furcal y Julián Tavárez, la chino-dominicana Nieve Xue, en tenis de mesa y José Luis Sain-Claire, en softbol.

Mercedes, quien dos días antes de su exaltación cumplirá 42 años de existencia, inició su encuentro con la historia en los Juegos Nacionales de Mao ’97, cuando participó por primera vez en un evento del nivel superior.

Aunque la versión de Mao fue una especie de experiencia al no poder darle una medalla a su región (Este) y a su provincia, ya un año después estaba cosechando frutos y lo hacía en la arena internacional, al ganar un bronce en el campeonato adulto de  Acapulco ‘98, México.

En este mismo año comenzaría su consagración en grandes escenarios, al ganar conquistar su primera medalla en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, Venezuela.

Gaby, uno de los mejores y más respetados taekwondistas internacionales de su generación,  ganó la presea de una plata en los 54 kilogramos. Perdió la final ante el guatemalteco Luis Carlos Koo. Llegó a la final tras vencer al haitiano Fritz Mathurin, en primera ronda; sobre el venezolano Gabriel Cardona, en segunda; y el mexicano Carlos Ayala, en semifinal.

En 1999, alcanzó la presea de bronce en el Campeonato Mundial de Taekwondo de Edmonton, Canadá. El oro allí estuvo en manos de coreano Min Byeong-Seok, la plata para el filipino Roberto Cruz y el otro bronce para el chino Chen Wei-Chun.

En 2002 conquistó la presea de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador, tras imponerse en la final al boricua Miguel Torres. Antes había derrotado al nativo de Antillas Holandesas, Audy Muller y al salvadoreño Osvaldo Ávila.

En los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003, Mercedes logró una medalla de bronce; y en 2004 se convierte en el primer atleta de taekwondo en clasificar a unos Juegos Olímpicos, los de Atenas 2004 (Grecia), pero pierde del azteca Francisco Salazar, quien al final obtuvo la presea plateada.

En 2006, durante los Juegos de Cartagena de Indias, Colombia 2006, Gaby obtuvo medalla de oro en los 58 kilogramos, al dejar en el camino al salvadoreño Josué Sandoval; al venezolano Argimiro Mejía, al mexicano Guillermo Pérez y en la final al colombiano Guillermo Pava.

En 2007, el monte plateño obtuvo oro en la categoría hasta 58 kilogramos de los Juegos Panamericanos de Río 2007 (Brasil), en cuya final venció al local Marcio Wenceslau por 3-1.

En 2008, llegó su consagración al conseguir su mayor hito como atleta. Mercedes ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing, China.

En 2009, alcanzó oro en la Liga Mundial de Taekwondo, en México; y en el Open de Estados Unidos. En 2010, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico, Gaby reitera su nivel al ganar el oro por tercera vez seguida en los 58 kilogramos.

En 2011, durante los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, Mercedes se convierte en doble campeón del continente al lograr revalidar su metal dorado.

En el Mundial de Taekwondo 2011, en Corea del Sur, se adjudicó medalla de bronce y una plata en el Mundial Clasificatorio de Baku, Azerbaiyan.

Obtuvo el reconocimiento de ‘Atleta del Año’ por el Comité Olímpico Dominicano (COD) en 12 ocasiones y otras tantas por la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo (ACD).

Distinguido como ‘Atleta de la Década’ (2000-2010) por la Federación Dominicana de Taekwondo y el COD.

En cuatro (4) oportunidades obtuvo la distinción reservada al ‘Atleta del Año’ de la ACD y el COD, de manera por separado.

En siete ocasiones obtuvo el título de campeón de la división 58 kilogramos para la escuadra de la Policía Nacional en los Juegos Deportivos Militares de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Pabellón de la Fama elige para la inmortalidad a José Luis Saint-Claire

Fue el mejor catcher de su generación en Centroamérica y el Caribe

SANTO DOMINGO. Las puertas del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano se abrirán de par en par para recibir al más grande receptor que haya conocido el sóftbol de alta competición y al mejor de su generación en Centroamérica y del Caribe.

José -Mañé- Saint-Claire (fallecido), quien también sobresalió como entrenador con la selección nacional, será exaltado en el 55 Ceremonial el próximo 14 de noviembre. Abandonó la vida terrenal tras fallecer la madrugada del martes 23 de septiembre del 2014, víctima de un paro respiratorio. Nació el 2 de abril de 1948 en Santo Domingo.

Saint-Claire, proveniente de una familia de deportistas en la que se destacan otros miembros en el Salón de la Fama, fue elegido por los méritos acumulados como miembro de la selección nacional, en la que desempeñó por muchos años el rol de receptor titular recibiendo la crítica como el mejor de su posición a nivel de la región del Caribe.

Su padre José Saint-Claire (Pepe Lucas) y su tío Luis Saint-Claire (Guiguí), ambos fallecidos, fueron inmortalizados como beisbolistas en el ceremonial de 1974. Cuando Mañé sea exaltado, el softbol tendrá una matrícula de 19 inmortales en el Pabellón de la Fama.

Mañé, quien inició su carrera como beisbolista y primera base, será uno de diez deportistas que serán exaltados este año, cinco de los cuales ya han sido anunciados por el Pabellón de la Fama, precisó su presidente Dionisio Guzmán.

Además de Mañé, recibirán el laurel de la inmortalidad los ex peloteros Rafael Furcal y Julián Tavárez, la tenimesista chino-dominicana Nieve Xue Wu, los propulsores Nelly Manuel Doñé y Carlos Lamarche Rey.

Veamos su paso por los mejores escenarios del softbol en su vida deportiva, tanto como el seleccionado nacional como con equipos al que le tocó pertenecer.

Doce años con la selección

Saint-Claire representó a la República Dominicana durante 12 años en diversos eventos internacionales, como Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos y certámenes propios de su disciplina.

Formó parte por primera vez del seleccionado nacional en el Torneo Centroamericano y del Caribe de Softbol, evento celebrado en Ponce, Puerto Rico.

En 1981 es elegido miembro del equipo ‘Todos Estrellas’ del Torneo Centroamericano y del Caribe de Softbol, que fue celebrado en Santo Domingo, en el que obtuvo la distinción de ‘Catcher Estrella’ del evento.

Durante el Primer Panamericano de Softbol, celebrado en la ciudad de Valencia, Venezuela, Saint-Claire resultó campeón bate.

En 1983, en Medellín, Colombia, durante el Torneo Centroamericano y del Caribe de Softbol, y en cuyo certamen la República Dominicana obtuvo medalla de oro, Saint-Claire fue el Jugador Más Valioso, al comandar el torneo como líder en dobles, empujadas y en cuadrangulares.

Ese año de 1983, José resultó líder de bateo y receptor Todos Estrellas del Torneo Panamericano de Softbol, en Valencia. Venezuela.

En 1984, durante el Torneo Centroamericano y del Caribe de Softbol, Ponce, Puerto Rico, Saint-Claire ayudó a República Dominicana a obtener la medalla de plata.

En 1984, durante el Mundial de Softbol efectuado en Michigan, Estados Unidos, terminó segundo en bateo y receptor estrella del campeonato.

En 1985, participó como miembro de la selección dominicana en el II Torneo Panamericano de Softbol, en Medellín, Colombia.

En 1986, integró la escuadra criolla en los XV Juegos Centroamericanos y del Caribe, Santiago ’86, y fue electo miembro del ‘All Star’ y fue vital para que la selección nacional ganara la presea de oro.

En 1986 participa otra vez en el Torneo Centroamericano y del Caribe de Softbol, en Colombia.

En 1987, asiste al III Torneo Panamericano de Softbol, en Indianápolis.

Ese año resultó ‘Receptor Estrella’ del XII Torneo Centroamericano y del Caribe de Softbol, efectuado en Durango, México.

En 1989, jugó en el IV Torneo Panamericano de Softbol, en Paraná, Argentina. Y en 1991, jugó en el torneo Centroamericano y del Caribe de Valencia, Venezuela. Permaneció en la selección desde 1979 hasta 1991. 

En el país

En 1978, ingresó al equipo Coca-Cola que ganó el torneo más importante de la época, el Clase ‘B’, en el que destacó como líder empujador y receptor del equipo ‘Todos Estrellas’.

En 1979, nuevamente Coca-Cola revalidó la corona del Clase ‘B’ y Saint-Claire resultó líder jonronero y mejor remolcador del campeonato.

En 1980 ingresó a las filas de los Astroboys de Toshiba y viajó con este equipo a Panamá, donde mostraron su calidad.

En 1982, José obtuvo la triple corona en bateo, empujada y anotadas durante el Torneo Nacional de Softbol, y cuyo equipo los Astroboys de Toshiba se coronó campeón por vez primera.

También jugó con la UASD y este equipo obtuvo la corona de campeones en el Torneo Nacional de Softbol de 1983.

En ese 1984, condujo al equipo El Manicero al campeonato nacional y logró la triple corona en bateo, anotadas y empujadas.

Saint-Claire dedicó su vida a la enseñanza del softbol a través de la dirigencia en la Secretaría de Deportes (hoy Miderec), en los Juegos Deportivos militares como jugador insignia y dirigente del Ejército Nacional y los Juegos Nacionales.

Además, colaboró con la introducción de este deporte en el club Rivas, de España.

También en la capacitación del atleta como planificación, medicina, primeros auxilios, prevención y preparación física.

Rafael Furcal elegido inmortal del Deporte Dominicano

Es el segundo ex atleta y cuarto deportista en general a ser exaltado
en la Clase del 2021

SANTO DOMINGO.  El Pabellón de la Fama anunció hoy la elección de como inmortal del deporte dominicano al ex torpedero Rafael Frucal, Novato del Año de Liga Nacional con los Bravos de Atlanta en la temporada del 2000 y campeón de la Serie Mundial del 2011 jugando para los Cardenales de San Luis.

Furcal será exaltado en el 55 Ceremonial programado para celebrarse el domingo 14 de noviembre en el auditorio del Pabellón de la Fama, del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

La escogencia del ex torpedero se debió a su desempeño como jugador de Grandes Ligas, informó el presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama.

El doctor Dionisio Guzmán dijo que se trata del cuarto deportista elegido para engalanar el Ceremonial de Exaltación de la Clase 2021.

Julián Tavárez, lanzador que dominó en el béisbol profesional de la República Dominicana, es el otro ex atleta seleccionado para ser inmortalizado este año.

A Furcal y Tavárez se les unen los connotados deportistas Carlos Lamarche Rey y Nelly Manuel Doñé (F), en quienes recayeron las primeras escogencias.

Furcal, nacido el 24 de octubre de 1977 en Loma de Cabrera, Dajabón, brilló por espacio de 14 temporadas en el béisbol de liga mayor. Alternó su paso por las mayores con una carrera de súper estrella en la pelota invernal dominicana.

‘La Pincha’ debutó con los Bravos de Atlanta en 2000 y jugó para la franquicia hasta el 2005), jugó con Dodgers de Los Ángeles (2006-2011), Cardenales de San Luis (2011-2012) y Marlins de Miami, en 2014.

Se desempeñó en 1,614 partidos de serie regular en liga mayor y finalizó su carrera con un excelente porcentaje de bateo de .281.

Agotó 6,477 turnos al bate, conectó 1,817 imparables, destacándose con 311 dobles, 69 triples y 113 cuadrangulares entre sus batazos.

El dominicano impulsó 587 carreras y anotó 1,063. Se estafó 314 bases y acumuló un OBP de .346, .402 de slugging, un OPS de .748 y un WAR de 39.5.

Su mayor cantidad de hits en una campaña fueron los 196 que conectó en 2006, en dobles, los 35 que dio en 2003, así como sus 11 triples del 2005 y sus 15 cuadrangulares del 2003 y 2006. En vueltas impulsadas alcanzó su mayor total con 63 en 06 con la franela de los Dodgers de los Ángeles y en anotadas las 130 del 03.

Cuatro veces anotó 100 o más carreras, tuvo siete temporadas de más de 150 hits conectados y en total logró diez estaciones de más de un centenar, en nueve contiendas superó las 20 bases robadas, incluyendo una de 46 y otra 40.

Furcal fue un asiduo visitante a la postemporada. Participó en 13 series de playoff y jugó en 59 partidos, con 247 turnos consumidos, average de .227, pegó 56 hits, anotó 33, impulsó 16 y estafó 13 almohadillas.

Entre sus hazañas personales, Furcal participó en los Juegos de Estrellas del 2003, 2010 y 2012), lideró la Liga Nacional en triples en 2003 con 10, año en el cual también fue líder en asistencias como torpedero,, hazaña que logró nuevamente en 2006.

Bateó tres triples el 21 de abril del 2002 y realizó un triple play sin asistencias contra los Cardenales de San Luis, el 10 de agosto del 2003.

Con las Águilas en la pelota local

En la pelota local, Furcal vio acción en 114 encuentros de serie regular, agotó 436 turnos, pegó 134 imparables, con 18 dobles, cinco triples y siete jonrones. Sumó 88 anotadas, produjo 40 vueltas y se estafó 32 bases.

Agregó cinco participaciones en playoff y nueve participaciones en series finales.

En 51 partidos de postemporada, bateó para promedio de .242 en 190 turnos oficiales, dio 46 incogibles, anotó 25 y remitió 18 compañeros al hogar.

Fue más consistente en finales, al batear para un robusto .396 en 12 partidos y 48 turnos consumidos, aportó 19 inatrapables, con tres triples, 12 anotadas, 11 remolcadas y cinco estafas.

Comandó el circuito en boletos recibidos y carreras anotadas con 32 y 31 en la campaña 1999-2000 y en la estación del 07-08 condujo a las Águilas Cibaeñas a conquistar el título de campeón.

JULIÁN ‘CONDORITO’ TAVÁREZ CONSAGRARÁ SU CARRERA CON LA INMORTALIDAD DEPORTIVA

Pabellón de la Fama le otorgará esa distinción por su brillante carrera en el béisbol profesional de RD

SANTO DOMINGO. La carrera de Julián Tavárez tendrá el final esperado por un ex atleta cuando sabe que tuvo una carrera digna de ser reconocida por la institución responsable de realzar los mejores deportistas de una nación.

Tavárez consagrará con la inmortalidad deportiva los años de gloria vividos como lanzador de las Águilas Cibaeñas en el béisbol profesional de la República Dominicana.

Así será para el popularmente famoso ‘Condorito”, luego de que el Pabellón de la Fama anunciara hoy su elección para engrosar el listado de los mejores deportistas de todos los tiempos.

De esa manera, el otrora gran lanzador abridor de las Águilas será parte de la Clase 2021 de ex atletas y propulsores que ingresarán al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, un logro que se hará realidad en ocasión del 55 Ceremonial de Exaltación programado para realizarse el 14 de noviembre.

La escogencia de Tavárez la anunció el Comité Permanente del Pabellón de la Fama, por intermedio de su presidente Dionisio Guzmán, quien especificó que la elevación de ‘Condorito’ al templo de la inmortalidad fue por su fecunda actuación en el béisbol local.

“El Pabellón de la Fama reconocerá los méritos de Julián por sus logros en la pelota criolla, por sobre todas las cosas, pese a que también fue un lanzador de muy buena actuación en las ligas mayores”, explicó el doctor Guzmán.

Tavárez se convierte en el primer ex atleta elegido este año para la inmortalidad, honra que también tendrán dos propulsores escogidos con anterioridad, Carlos Lamarche Rey y Nelly Manuel Doñé.

El nativo de Santiago (22/5/1073) lanzó en la temporada 2011-2012 por última vez en la liga, tras una brillante y dominante carrera que inició en la campaña 92-93.

Como abridor en serie regular ganó 15 partidos, con 14 derrotas y terminó con un 3.62 de porcentaje de carreras limpias permitidas por cada nueve entradas de labor.

Lanzó en 77 encuentros, 49 de ellos como abridor y trabajó en 263 episodios. Los 248 hits permitidos lo convirtieron en uno de los pocos serpentineros que toleró menos imparables que las entradas trabajadas.

Le anotaron 135 carreras, pero sólo 106 fueron limpias, transfirió a 90 bateadores y pasó a 174 por la vía del tercer strike. Enfrentó 1,133 bateadores, le conectaron 21 jonrones y finalizó con un WHIP de 1.28.

Sin embargo, fue en la postemporada donde Tavárez se destacó como uno de los mejores lanzadores de la historia, ganando 15 partidos con ocho derrotas y 3.11 de efectividad.

Lanzó en 49 partidos y en 35 fueron como abridor, resumió 202.33 innings de labor, le pegaron 217 hits, le anotaron 85 carreras -75 limpias-, con 151 ponches y 86 boletos otorgados. Se enfrentó a 888 bateadores y logró un WHIP de 1.35.

También fue un monstruo en serie final, compilando foja de 6-2 en las 11 finales en que lanzó en estas instancias, con un encomiable 2-41 de carreras limpias permitidas por cada nueve episodios. Inició 13 de 15 partidos y laboró en 74 capítulos, con 65 hits aceptados, 28 carreras (20 merecidas), 28 bases, 49 ponches y un WHIP de 1.25.

Logros individuales

Fue líder en ponches propinados y bateadores enfrentados en la campaña 2008-09, con 48 y 242.

Es el pitcher con mayor participación en round robin con 15 y sus 15 triunfos en esta instancia son la segunda mayor cantidad para un lanzador en la historia.

Además, es el líder histórico en round robin en juegos iniciados, entradas lanzadas y ponches propinados. Ganó el premio de Jugador Más Valioso en el todos contra todos de 1993-94.

Imbatible en finales

Tavárez fue líder en efectividad en las series finales de 2000-01, 02, 03 y 05, con 0.00, 1.38, 0.00, 0.75, respectivamente.

Encabezó en entradas lanzadas en las finales del 2001-02, 03 y 2004-05 con totales de seis, 13 y 12.

Asimismo, líder en ponches en 2001-02 y 2004-05, comandó el WHIP en la final del 2002.03, líder en juegos iniciados, ponches propinados, colíder en victorias y segundo en innings lanzados.

Su  promedio de carreras limpias es el cuarto mejor de todos los tiempos en finales para un pitcher con 50 o más entradas lanzadas.

Todas esas grandes actuaciones fueron determinantes para que las Águilas se coronaran campeones nacionales en siete campeonatos, de un total de nueve finales en las que participó.

Tavárez participó en ocho Serie del Caribe (94, 97, 98, 2000, 2001, 2005, 2006 y 2007), ganando cuatro coronas con su equipo y una como refuerzo de los Tigres del Licey, en el 94.

Ganó cinco y perdió dos, con efectividad de 3.75 en 75 episodios de labor en el Clásico Caribeño. Se retiró como colíder en aperturas y victorias entre los lanzadores dominicanos.

El diestro fue además un lanzador duradero en grandes ligas, al punto de que lanzó en 828 partidos, tercera mejor cifra histórica para pitchers dominicanos en la gran carpa.

Fue miembro de los Indios de Cleveland, campeones de la Liga Americana en 1995 y de los Cardenales de San Luis, monarcas de la Liga Nacional en 2004.

En liga mayor ganó 88 y perdió 82, logró efectividad de 4.46, abrió en 108 partidos, salvó 23 juegos, trabajó en 1,404.1 entradas y ponchó 842. En cuatro temporadas distintas tuvo cifra doble en triunfos con 10, 11, 10 y 10.  Lanzó en 17 temporadas de serie regular, desde 1993 al 2009.

NELLY MANUEL DOÑÉ ABRAZARA LA INMORTALIDAD DEPORTIVA COMO PROPULSOR

SANTO DOMINGO. Los méritos que el fallecido profesor Nelly Manuel Doñé acumuló por décadas en el ámbito deportivo, desde la base hasta la alta competición, tendrán el destino esperado a finales de este año cuando el Pabellón de la Fama inmortalice al hijo pródigo de Villa Juana.

Doñé, cuya desaparición física se produjo 19 de julio de 2019, es uno de dos deportistas que como propulsor abrazarán la inmortalidad en el 55 Ceremonial del Pabellón de la Fama, programado para efectuarse el domingo 21 de noviembre en el Auditórium de la institución, ubicado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte. 

La primera elección del año correspondió al doctor Carlos Lamarche Rey. La elección de ambos la hicieron los directivos del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, presidido por el doctor Dionisio Guzmán.

Doñé fue reconocido como uno de los mejores técnicos deportivos de la región. Una de las mayores responsabilidades de su vida consistió en encabezar la Dirección Técnica de los Juegos Panamericanos del 2003, el mayor evento deportivo que haya organizado la República Dominicana. 

Al final de los juegos su desempeño fue ampliamente valorado por la dirigencia de los Comités Olímpicos de América y por la propia Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), hoy Panam Sport.

Sin embargo, Nelly Manuel fue un consagrado hombre del deporte que llenó exitosamente un ciclo en el deporte oficial, olímpico y desde la base.

A nivel oficial tuvo el privilegio de dirigir el área técnica del Ministerio de Deportes, desde su función de subsecretario durante el periodo de gobierno 96-2000. Al mismo tiempo, desempeñó la función de subsecretario administrativo de la cartera oficial y asesor deportivo del Poder Ejecutivo.

Pero sus mayores aportes los hizo desde las diversas funciones que desempeñó en el Comité Olímpico Dominicano, desde vicepresidente, secretario general, director técnico y consejero de lujo de varios presidentes del COD.

Oriundo del populoso sector capitalino de Villa Juana (Julio 15 de 1944), fue por mucho tiempo Comisario Técnico de la Federación Internacional de Ciclismo.

A nivel nacional hizo esas labores en la tradicional Vuelta Independencia de Ciclismo y ocupó el cargo más elevado de ese deporte en el país, al presidir la Federación Dominicana entre 1996 y el 2000.

Fue miembro-fundador del emblemático club Mauricio Báez, del cual era su máximo asesor hasta el momento de su desaparición física en julio del 2019.

En septiembre del 69 ayudó en la creación de la Escuela Club Mauricio Báez, de la cual fue su director desde 1978 hasta el año 2000. Del mismo modo, fue precursor y presidente de la Fundación Mauricio Báez.

Fungió como preceptor del Instituto Nacional de Educación Física Escolar (INEFI) y después como asesor técnico.

Posiciones dentro del ente olímpico

Dentro del Comité Olímpico, Doñé fue su secretario general desde 1982 hasta 1990, primer vicepresidente del 90 al 94, vocal del 94 al 89, director técnico del 2000 al 2004; así como asesor y encargado de despacho del 2004 al 2019. Fue Jefe de Misión en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce ’93, Puerto Rico.

La mayoría de las transformaciones hechas en el COD y el movimiento olímpico nacional a nivel de federaciones deportivas, fueron impulsadas por el fallecido hombre del deporte.

Presidió la dirección técnica en cuatro ediciones de los Juegos Nacionales, San Juan ’92, Mao ’97, La Romana ‘200 y Monte Plata ‘2006, además de los Juegos Deportivos Nacionales Escolares Santo Domingo 2008.

Fue el propulsor en el 2016 del acuerdo institucional entre el Ministerio de Educación y el Comité Olímpico Dominicano para el apoyo de la educación física y el deporte escolar.

Fungió como asesor técnico de la Copa Panamericana de Baloncesto Santo domingo ’96, director técnico del Primer Campeonato Mundial de Voleibol Santo Domingo ‘2001 y director técnico de los Campeonatos Mundiales de Halterofilias celebrados en 2006 en el pabellón de pesas del Parque del Este.

Uno de sus últimos aportes al deporte a nivel institucional había sido como fundador y miembro de la Federación Dominicana de Wushu, junto con el presidente histórico de esa entidad, Luis Chanlatte.

Pabellón de la Fama elige a Carlos Lamarche Rey como primer inmortal de la Clase 2021

Lamarche Rey hará realidad el reconocimiento a sus años de servicio al deporte al ser elegido para inmortalidad 

Pabellón Pabellón de la Fama lo elige como su primer inmortal de la Clase 2021

SANTO DOMINGO. Los elevadísimos aportes hechos por el doctor Carlos Lamarche Rey al país, al movimiento olímpico dominicano y al deporte en general tendrán una justa compensación al ser elegido para ingresar a la inmortalidad deportiva.

La elección del reputado hombre de la medicina y valioso dirigente deportivo es la primera que realiza el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano para su LV Ceremonial de Exaltación a finales de este año.

La escogencia de Lamarche Rey fue hecha por los miembros del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, que preside el doctor Dionisio Guzmán.

Notable médico cardiólogo, Lamarche Rey puso su existencia al servicio de la nación, dividiendo su vida entre la medicina y el deporte, a cuyo fomento y desarrollo hizo significativos aportes. Su elevación a la inmortalidad se producirá en el 55 Ceremonial del 21 de noviembre.

Unos de sus mayores logros en el ámbito deportivo fue haber impulsado en la década del 60 la construcción del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, con el fenecido Juan Ulises García Saleta (Wiche), líder de esa lucha junto otros dirigentes.

Por 12 años formó parte del Ejecutivo del Comité Olímpico Dominicano, en calidad de primer vicepresidente (1970-74 con Whiche García Saleta como presidente, y del 74 al 82, bajo la dirección de Roque Napoleón Muñoz). Desde la institución sirvió de enlace con varias federaciones deportivas. Desde el seno del COD, Lamarche fue un gran difusor de la filosofía del olimpismo por todo el país. También ejerció como vicepresidente ejecutivo de los Juegos Nacionales de 1977.

Desde su posición de miembro del ejecutivo del COD, representó al país en innumerables eventos, como el de los Comités Olímpicos Nacionales de América.

Asimismo, encabezó misiones deportivas como la de los Juegos Olímpicos de Montreal ’76, Moscú en 1980. Además, se desempeñó como Jefe de Misión de los Juegos Panamericanos de La Habana ’91 (Cuba).

En Los Doce Juegos de Santo Domingo ‘74, el doctor Lamarche ejerció como jefe de la misión dominicana. Fue miembro del comité de reglamentos y estatutos de la Organización Deportiva Panamericana, Odepa, hoy Panam Sports.

Fue el ideólogo y uno de los principales propulsores para la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Santiago 86.

Recibió medalla al mérito por la ODEPA. Lamarche Rey es miembro de honor del Comité Olímpico Dominicano.

Tiene el mérito de ser el fundador y primer presidente de la Federación Dominicana de Medicina del Deporte, de la cual es miembro de honor.

Se desempeñó como director del cuerpo médico de las delegaciones patrias a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Juan, Puerto Rico 1966 y los Juegos Olímpicos México 1968.


Actuó como presidente de honor del 34 ceremonial de exaltación del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, institución donde prestó servicios por casi 20 años.

Fue su padre el doctor Rogelio Lamarche Soto, eminente médico, profesor universitario, deportista y también inmortal del deporte dominicano.

Fue reconocido como maestro de la medicina dominicana por el colegio médico. Fue condecorado por el gobierno dominicano.

William Duke y Bello Ferreras son juramentados como miembros del Comité Permanente del Pabellón de la Fama

SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano tendrá dos nuevos miembros dentro del Comité Permanente.

Se trata del reputado médico William Duke y del licenciado Anselmo Alejandro Bello Ferreras, quienes ya están integrados a los trabajos de la institución al ser juramentados por el presidente del Pabellón de la Fama, el doctor Dionisio Guzmán.

Los escogidos son dos reconocidos profesionales de la medicina y del derecho que desde sus respectivas áreas aportan al desarrollo de la nación.

El doctor Guzmán posesionó a los nuevos integrantes del Comité Permanente, en un breve acto celebrado en las oficinas del Pabellón de la Fama del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, en compañía de los directivos Niurca Herrera, Joselín Rodríguez Conde y José Pío Santana.

El presidente del Pabellón de la Fama aseguró que Duke y Bello Ferreras “aportarán con sus largas trayectorias en el deporte y la sociedad para que esta institución continúe por los buenos caminos que ha transitado”.

Les expresó que el Pabellón y sus directivos se sienten complacidos con la llegada de “dos amigos deportistas que se unen a esta hermandad”.

Miembros orgullosos

Los doctores Duke y Bello Ferreras mostraron su agradecimiento por la confianza depositada en ellos por el Comité Permanente del Pabellón de la Fama.

“Estoy agradecido del gran honor que el Comité Permanente y su presidente Dionisio Guzmán nos ofrecen, de formar parte de este honorable organismo”, expresó Duke, un médico que ha estado ligado al deporte a través de las artes marciales.

“Para mí es un momento de mi vida muy importante. Ser parte ya de esta familia que ha reconocido la trayectoria de los deportistas dominicanos, atletas y propulsores, desde 1967 hasta la fecha”.

 Duke agregó: “Estaré en la mejor disposición de cumplir con los estatutos del Comité Permanente y unirme a los trabajos que se hacen en pro de reconocer las grandes glorias del deporte nacional. Es un gran honor y estoy emocionado de pertenecer a esta familia”, puntualizó el galeno.

De su parte, Alejandro Bello se mostró orgulloso y halagado “por pertenecer a esta institución y al grupo de hombres responsables de reconocer la valía del deportista dominicano”. Bello es actualmente juez de la Suprema Corte de Justicia.

Sostuvo que llega al Pabellón para, con su experiencia y conocimiento, colaborar y contribuir al fortalecimiento de esta entidad que cada año reconoce la trayectoria de los deportistas, hayan sido atletas o propulsores.

“Gracias a los miembros por confiar en nosotros y en que podemos ayudar”, precisó Bello Ferreras, juez Primer sustituto y Presidente de la Primera Sala del Tribunal Superior de Tierras.

Es además un reconocido deportista que comparte su profesión con la cátedra de derecho en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde se graduó en 1989. Bello Ferreras es nativo del municipio de Duvergé, provincia Independencia.

Mientras que Duke es un destacado médico que forma parte del Comité Ejecutivo de la Federación Panamericana de Medicina Paralímpica.

Es docente y Co-coordinador del diplomado en Medicina y Nutrición Deportiva de la Escuela de Posgrado y Educación Continua de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU).

Tiene una especialidad en epidemiología y en la actualidad es Decano Docente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNPHU, de donde es egresado.

Además de médico, Duke ha sido atleta de baloncesto y waterpolo, llegando a formar parte de las ambas selecciones provinciales de San Pedro de Macorís, donde nació en 1958. También, ha sido entrenador, dirigente y médico deportivo.

Dirige el estilo de artes marciales Miyama Ryu Combat Jujitsu. Es cinta negra 2do Dan de judo (Kodokan) y de Usajudo, así como cinta negra 6to Dan del sistema Zen Budo Kai Aiki Jujitsu y cinta roja y amarilla 9no Dan Shihan (título Dai Shihan) del Caribe y del Comité Ejecutivo Mundial del Miyama Ryu Combat Jujitsu. 

Pabellón de la Fama lamenta fallecimiento de Hugo Cabrera

Dice pierde a uno de sus icónicos inmortales y a un “Inmenso” dentro y fuera de las canchas de basket

SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del deporte Dominicano lamentó este martes la partida del inmortal Hugo Cabrera de la vida terrenal.

A través de un comunicado de prensa, la institución que agrupa a lo más excelso del deporte nacional cuando pasan al retiro tras haber tenido una brillante carrera dentro y fuera de los escenarios de competencia, dijo que el fallecimiento de Hugo causa un enorme pesar y enluta a la familia del deporte nacional.

“Es una pérdida enorme y lamentable de uno de nuestros principales íconos deportivos de todos los tiempos. Se nos va un deportista como Cabrera que fue Inmenso como atleta y como ciudadano”, reza el comunicado del Pabellón de la Fama.

Dice que el deceso de Cabrera es además una pérdida para el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, “por tratarse de uno de nuestros inmortales más icónicos”.

La entidad recuerda que Cabrera fue exaltado en el Ceremonial de 1998, en la Clase de Inmortales que incluyó a los connotados periodistas deportivos Max Reynoso y Billy Berroa, José Ramón (Bombo) Ramos, George Bell y Heyda Joaquín Tineo.

“De la manera que el baloncesto y el deporte en general, el Pabellón de la Fama también está de luto, ya que pierde a uno de sus miembros más ejemplares dentro y fuera de las canchas de basket”. 

“Nos solidarizamos con toda su familia y pedimos al Todopoderoso que les de la fortaleza necesaria en el momento de dolor por el que están pasando”, concluye la nota de la institución, cuyo presidente es el doctor Dionisio Guzmán.

Cabrera, catalogado el basquetbolista dominicano más completo de todos los tiempos y uno de los mejores de Latinoamérica en la historia del deporte del aro y el balón, perdió la batalla contra el cáncer de páncreas a las 12:15 de la madrugada de este martes 23 de marzo.

Su deceso se produjo en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Tenía 67 años de edad. En su época de jugador, Cabrera fue conocido como el apodo de “El Inmenso”, en reconocimiento a sus habilidades atléticas. A Cabrera le sobreviven sus hijos Ayanna, Ricky y Javier, todos residentes en los Estados Unidos.

En los próximos días sus restos serán trasladados a la República Dominicana para recibir cristiana sepultura en Santo Domingo, como era un deseo manifiesto del Inmortal del Deporte Dominicano Clase 1998. En Nueva York es velado en la Funeraria Ortiz del Alto Manhattan en Avenida Broadway y Calle 190.

Cabrera fue un estelar delantero con el equipo de la Universidad East Texas State donde obtuvo una licenciatura en Educación Física. Luego de su última temporada en 1975-76 fue seleccionado por Milwaukee Bucks en la décima ronda del sorteo colegial y sobrevivió hasta el último recorte de los entrenamientos.

Poseedor de un tiro de salto de larga distancia y un impecable manejo del balón, Cabrera tuvo un promedio de efectividad de 50.9 en tiros de campo,  7.6 rebotes por juego y 13.3 puntos por partido en sus cuatro años defendiendo los colores de su alma mater, en dos de los cuales fue escogido como MVP.

El Jugador Más Valioso de Centrobasket 1977 en Panamá y los XIII Juegos Centroamericanos de Medellín 1978, el espigado atleta con una talla de 6-7 y 200 libras, es dueño de la marca dominicana de puntos en un juego en el Torneo del Distrito Nacional.

Vistiendo la franela del Club San Lázaro, Cabrera anotó 61 puntos contra Eugenio Perdomo el 29 de junio de 1977, quebrando su propia marca de 57 fijada frente a San Carlos el 24 de julio de 1976.

En el escenario internacional, su mayor producción fue de 46 puntos en un intercambio frente a la Selección de Puerto Rico en el Coliseo Roberto Clemente.

Durante su paso por el baloncesto del Distrito Nacional, con los equipos de San Lázaro y Naco, Cabrera acumuló 3,378 que lo colocan en la quinta posición de todos los tiempos.

Hugo debutó en el torneo local en 1976 con una producción media de 22.5 y 10.4 rebotes por juego y su máxima campaña la registró al año siguiente cuando mereció el título de Jugador Más Valioso tras registrar un promedio de 31.1 puntos y 12.8 rebotes.

Hugo Cabrera nació en Santo Domingo el 23 de octubre de 1953 y emigró junto a su madre a la ciudad de Nueva York, donde vivió en Harlem hasta los 18 años, asistiendo a la Escuela Superior de Brandeis, donde fue nombrado en varios equipos Todos Estrellas que le merecieron una beca en East Texas State.

En la Conferencia de la Estrella Solitaria, Cabrera fue parte del Equipo All-America de la National Association of Intercollegiate Athletics en tres ocasiones. En su carrera universitaria anotó 1,458 puntos y atrapó 842 rebotes.

Siendo jugador de secundaria, Cabrera visitó el país a comienzos de los años 70 jugando brevemente con el equipo de San Lázaro a instancias de su padre, un profesor de la Facultad de Finanzas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

En 1978, Cabrera recibió una invitación para tomar parte en los entrenamientos de los Knicks de Nueva York luego de observar vídeos de sus actuaciones contra el equipo de Houston Rockets. Terminó jugando con los equipos de Wilkes-Barre y Allentown en la Continental Basketball Association (CBA) donde tuvo un promedio de 33.6 puntos por partido.

Pabellón de la Fama celebra de manera virtual el 54 Ceremonial de Exaltación

Pandemia de la covid 19 no pudo doblegar al Pabellón de la Fama

Institución celebra de manera virtual el 54 Ceremonial de Exaltación

SANTO DOMINGO. El deporte nacional no ha sido la excepción de una terrible enfermedad como el coronavirus que siembra el terror y ha sido devastador para el mundo desde su aparición en febrero del 2020.

No obstante a eso y como pocas instituciones pudieron hacerlo, el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano se las ingenió para  cantar victoria celebrando su Ceremonial de Exaltación correspondiente al pasado año.

Respetando el más mínimo de los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades, al punto de realizar la exaltación sin el anuncio de una fecha específica ni la presencia de público, fue la única alternativa encontrada por el Pabellón de la Fama para no quebrantar la tradición de celebrar el acto cada año desde la instauración del Ceremonial en 1967.

“Ha sido un año marcado por la covid 19, la pandemia del coronavirus, la misma nos ha traído una nueva normalidad, nos obliga a la celebración de un Ceremonial atípico, de una ceremonia de exaltación diferente a lo que durante más de cincuenta años esta institución había hecho”, explicó el doctor Dionisio Guzmán, presidente del Pabellón de la Fama.

La exaltación virtual del 54 Ceremonial tuvo lugar el 27 de noviembre en el máximo auditórium del Pabellón de la Fama y se realizó con una hora de por medio entre cada uno de los diez deportistas inmortalizados, entre ellos los propulsores José León Asensio, el más grande mecenas del deporte dentro del empresariado dominicano y Rolando Miranda, otrora atleta de alto nivel que vistió el uniforme nacional en voleibol y atletismo, para luego ser un consagrado dirigente deportivo en toda la pirámide olímpica.

Tradicionalmente el Ceremonial se celebraba el segundo domingo del mes de octubre y en los dos últimos años había sido establecida para el segundo fin de semana de noviembre. En el 2019 se realizó el día 10 y en el 2020 se realizaría el domingo 15.

“Deseo agradecer profundamente la gentileza del Comité Permanente del Pabellón de la Fama por haber considerado mi nombre para incluirme en el mismo, que Dios los bendiga”, dijo de manera escueta don José León Asensio.

Mientras que Miranda expresó: “Agradezco al Comité permanente del Pabellón de la Fama por valorar mi trayectoria deportiva por más de sesenta y cuatro años”.

La disciplina del béisbol se mantuvo a la vanguardia una vez más entre los deportes que tuvieron la mayor cantidad de exaltados.

Fue así como Aramis Ramírez, dueño de una brillante carrera de 16 temporadas en las Grandes Ligas, consiguió ser elevado a la cumbre del deporte nacional pocos años después de retirarse con estadísticas que lo ubican entre los mejores antesalistas ofensivos de todos los tiempos.

“Le agradezco mucho al señor Pablo Neftalí Cruz, quien fue que me firmó como pelotero profesional y a mi mentor en la liga La Javilla, dentro y fuera del terreno de juego, que lo fue el señor Vivo Carmona (Juan José Carmona)”, dijo  Aramis Ramírez.

Fueron inmortalizados además Mendy López, uno de los líderes icónicos de cuadrangulares en el béisbol profesional dominicano y Ronnie Belliard, ex liga mayorista que también marcó una época en el pasado reciente de la pelota local.

“Estoy muy agradecido de mi padre, don Diógenes Belliard. Siempre quise ser como tú, por eso vestía tú uniforme con tan solo diez años, no han sido en vano todos los consejos que me diste y que no has dejado de darme,” fueron las palabras de  Ronnie.


“Ser exaltado a la inmortalidad del deporte dominicano, más que un logro es un reto que debemos asumir con orgullo, responsabilidad y mucha humildad”, adujo Mendy López.

Con Blanca Iris Alejo, el tenis de mesa tuvo la fortuna de colocar en el pedestal como inmortal a una deportista que marcó una época a nivel de Juegos Centroamericanos, Panamericanos y campeonatos propios de esa disciplina.

“Lo importante no son las veces que nos caemos, sino cuantas veces nos levantamos”, dijo Blanca Iris.

La capitaleña logró el hito de ser la primera mujer que logra la inmortalidad en tenis de mesa y ahora compartirá poltrona en el Pabellón de la Fama con leyendas de su generación como Juan Vila, Mario Álvarez Soto y Raymundo Fermín, con quienes dio satisfacción y muchas medallas de todos los colores al país, jugando en dobles mixto.

Uno de los deportes marca país como el baloncesto no podía quedarse en la gatera y tuvo a dos exaltados. Se trata de Víctor Chacón, uno de los integrantes del llamado equipo ‘Los 12 Magníficos’ que dio a la República Dominicana su primera medalla de oro en un Campeonato Centroamericano, tras el título alcanzado en ‘Centrobasket 77’ celebrado en Ciudad de Panamá.

“Propicia es la ocasión para agradecer a mis compañeros de equipos y a mis entrenadores por el soporte y apoyo incondicional de ellos a través de mis 21 años que duré en el juego”, sostuvo Chacón, un nativo del barrio capitalino Mejoramiento Social (Bameso).

Y Soterio Ramírez, un ‘Osado’ como jugador en eventos internacionales, por los aportes que hizo al seleccionado dominicano, sin ser el prototipo del ala-pívot del baloncesto internacional, y por su condición de estrella del basket local, sobre todo en el torneo superior del Distrito Nacional.

“El tiempo de Dios es perfecto, en la vida real trabajando es que se logran los sueños, cuando lo haces bien, con dedicación, entusiasmo, sacrificio, perseverancia, amor, los resultados llegan en el momento indicado”, expresó Soterio.

El llamado deporte rey vio llegar el templo de la inmortalidad al  azuano Carlos Yohelín Santa, uno de los mejores velocistas en la historia del atletismo dominicano.

“Quiero reconocer y dar las gracias de una manera especial a la persona que me llevó al atletismo en mi natal Azua, Manolo Beltré”, reconoció Yohelín Santa.

Y el boxeo, una de las disciplinas que más lauros le ha dado al país, incluyendo un campeón olímpico, no podía quedarse fuera de los privilegiados, al tener como exaltado a Manuel de Jesús Herrera.

“Me siento orgulloso, contento de estar en el Pabellón de la Fama, me siento grande”, comentó Manuel de Jesús.

Aramis Ramírez es elegido último inmortal del 2020

Se retiró como uno de los mejores
 antesalistas ofensivos en Grandes Ligas

SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano cerró con Aramis Ramírez, el ciclo de escogencia de los deportistas que serán inmortalizados en el LIV Ceremonial de Exaltación que se celebrará este mes de manera virtual.

Así lo anunció hoy el presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, doctor Dionisio Guzmán, quien elogió el trabajo de selección hecho por los miembros directivos del Pabellón, de los integrantes del Comité Permanente, que preside Julio Mon Nadal; y de los comunicadores de las asociaciones nacionales de cronistas deportivos, que eligieron a dos mediante el voto electrónico.

“Aramis completa el listado de diez deportistas que exaltaremos en el 54 Ceremonial de este año, después de un trabajo arduo y minucioso de todos los que intervenimos en el proceso de evaluación y selección”, explicó Guzmán, quien recordó que el acto de exaltación se realizará online y no presencial, debido a la pandemia del coronavirus.

Junto al ex beisbolista profesional serán exaltados sus ex compañeros de profesión Ronnie Belliard y Mendy López, dos en baloncesto, Soterio Ramírez y Víctor Chacón; Blanca Iris Alejo, en tenis de mesa; Manuel -El Olímpico- Herrera, en boxeo aficionado; Carlos Yohelín Santa, atletismo; además de los propulsores Rolando Miranda y José León Asensio.

Brillante carrera

Aramis abrazará la inmortalidad pocos años después de su retiro y tras 18 temporadas accionando como uno de los mejores antesalistas ofensivos de su época y entre los más productivos de todos los tiempos.

Sus registros colectivos de por vida pudieron haber sido superiores, a no ser por las lesiones que le persiguieron a lo largo de su ilustre carrera deportiva. Solo en tres ocasiones jugó al menos 150 partidos de los 162 de temporada regular y el tope fueron los 159 del 2003.  Mientras estuvo saludable fue un consistente y temido bateador por poder de extrabases.

El nacido en Santo Domingo el 25 de junio de 1978, inició su fulgurante carrera con los Piratas de Pittsburgh, que lo contrataron en 1994 como agente libre internacional, a través de su representante en el país, Pablo Neftalí Cruz.

Ramírez, formado a nivel de liga por el fenecido dirigente Juan José Carmona (Vivo) en la Academia La Javilla, jugó en 2,194 partidos de Grandes Ligas. Se retiró como jugador de los Piratas al finalizar la campaña del 2015, dejando sobre la mesa una opción suya de más de 16 millones de dólares, cuando todavía le sobraban facultades para permanecer en activo uno o dos años más.

Consumió 8,136 apariciones oficiales y disparó 2,303 imparables, incluyendo 495 dobles, 386 cuadrangulares, anotó 1,098 carreras e impulsó 1,417. Finalizó con un excelente promedio de bateo de .283, más un .341 de OBP, un slugging de .492, con .833 de OPS y un WAR de 32.4.

En cinco series de postemporada, Aramis actuó en 19 partidos y en 68 turnos disparó 13 hit, pegó cuatro jonrones, impulsó 10 y anotó siete.

Fue convocado al Juego de Estrellas en las temporadas 2005, 2008 y 2014. Ganó el premio Hank Aaron de la Liga Nacional en 2008 y fue galardonado con el Bate de Plata como antesalista en 2011.

Ramírez comandó la Nacional en dobles conectados con 50 en  2012, misma campaña en que sus 80 batazos de extrabases fueron la mayor cifra conectada por un jugador en el Viejo Circuito.

Durante su carrera, además de los Piratas (1998-03 y 2015) y Cerveceros (2012-15), jugó desde el 2003 al 2011 con los Cachorros de Chicago, conjunto con el que logró sus mejores registros ofensivos.

Hizo su debut el 26 de mayo de 1998, convirtiéndose en el jugador más joven en las Grandes Ligas en ese momento. Compartió su último año en el circo grande con los Cerveceros (jugando 81 partidos) y con su equipo original de los Piratas (51 juegos). 

Aramis tuvo su cifra tope de jonrones e impulsadas con 38 y 119 en la campaña del 2006, en impulsadas, en anotadas con 99 el 2004, en hit con 181 el 2001, además de sus 50 dobletes en 2012 y en turnos al bate los 607 del 2003.

Consiguió una respetable cantidad de vuelacercas, a pesar de que sólo en cuatro ocasiones superó los 30 batazos de vuelta completa y nunca llegó a tener una de 40. En siete oportunidades empujó 100 carreras o más.

En siete temporadas pudo batear para .300 de promedio, siendo su mejor average los .318 del 2004.4

Juan Minaya <juanmina77@gmail.com>11 nov. 2020 12:57 (hace 2 días)
para MAREGARomeoJoseAcevedoKatiuscamp, robertomateo15

4 archivos adjuntos