JORGE AMPARO

Nació el 4 de mayo de 1954 en Guaymate, La Romana.

Cuando se menciona el nombre de Jorge Amparo, de inmediato surge el apodo de Salchichón con el que se le conoció en los cuadriláteros nacionales e internacionales en los cuales exhibió la destreza de sus piernas y  la potencia fulminante de sus puños.

Un beisbolista convertido a la disciplina del boxeo a los 20 años por influencia del Profesor Arturo Morales, quien lo vio pelear en una
gallera en el batey Guaymate, Amparo fue un producto del programa deportivo del Central  Romana.

Morales lo convenció de que su futuro estaba en el boxeo y no en la pelota, integrándolo a los entrenamientos que en el Club Papagayo
dirigía el maestro Víctor Pascual quien pulió  las herramientas naturales de las cuales estaba  dotado.

Rápidamente asimiló las enseñanzas de Pascual y procedió a ganar el título de los 71 kilogramos en los Campeonatos Nacionales celebrados  en 1975 y 1976 que le valieron boletos a los
Juegos Panamericanos de México y los Juegos Olímpicos de Montreal, donde su inexperiencia le costó una temprana eliminación.

Los Juegos Nacionales de 1977 le brindan la oportunidad de competir al máximo nivel local y dispone de todos sus contrarios de manera determinante ganando la plaza para asistir al Campeonato Centroamericano y del Caribe en Panamá donde logra una medalla de plata para su primer éxito fuera del patio.

Electo Boxeador del Año de 1977, un reconocimiento que repetiría en 1981, Amparo compitió en los Juegos Centroamericanos y del
Caribe de Medellín, Colombia en 1978 donde se hizo dueño de la medalla de oro con un triunfo sobre el cubano Manuel Cordero en el match decisivo.

Los Juegos Nacionales de 1979 en San Francisco de Macorís fueron el escenario de un nuevo triunfo de Amparo y una taquilla a los Juegos Panamericanos de San Juan donde tuvo que
conformarse con una medalla de bronce tras haber desfilado como abanderado de nuestra delegación.

Su condición de atleta militar le impide tomar  parte en los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980, pero en 1981 Amparo gana la presea
de oro en el Campeonato Mundial Militar en Jacksonville, Florida. Un triunfo en el Campeonato Centroamericano y del Caribe en
1981 marcó su última presea aurífera antes de dar el salto a un profesionalismo.

Ver todos exaltados del año