Federico Ramírez Guerra

Federico Ramírez Guerra nació en Santo Domingo, República Dominicana, el 8 de noviembre de 1874.

Ramírez Guerra contribuyó notablemente con los primeros aparatos gimnásticos establecidos en el país a finales del siglo XIX y fue el primer director de Cultura Física de nuestra nación.

Cuando el béisbol se jugó por primera vez en suelo criollo (1891), allí estuvo el profesor Ramírez Guerra participando en aquel deporte que inspiraron los hermanos cubanos Alomá (Ignacio y Ubaldo). Él es reconocido como una de las personas que más sobresalió e impulsó el béisbol en aquella etapa del comienzo del pasatiempo nacional.

Su nombre aparece entre los más destacados entre 1902 al 1907. Desempeñó el cargo de profesor en la Academia Militar y Naval, durante 8 años, llegando a ser capitán de infantería.

Ramírez Guerra impartió enseñanza deportiva en el Colegio Santo Tomás, los liceos Dominicano y Núñez de Cáceres, y en el Instituto de Señoritas Salomé Ureña.

En 1915 prestó servicios en el Departamento de Educación. Luego, marchó a Cuba desde donde regresó en 1919 y recibió el nombramiento de Director del Gimnasio Escolar y Director de Cultura Física.

De acuerdo a una crónica aparecida en el periódico Listín Diario del 9 de abril de 1919, en su página 5, describe que: “El señor Federico Ramírez Guerra, profesor de cultura física, ha sido designado por la autoridad correspondiente, Sub-inspector de Instrucción en lo que se refiere a las prácticas gimnásticas en la escuela. En tal calidad, el señor Ramírez Guerra ha sido presentado en las aulas, tanto urbanas como rurales”.

El profesor Ramírez Guerra permaneció en el puesto por largos 24 años, hasta la creación de la Dirección General de Deportes (DGD), a cuyo organismo fue transferida sus funciones. Esto ocurrió a partir del 23 de diciembre de 1943, fecha a partir de la cual todas las instituciones deportivas pasaron a las órdenes de la DGD.

En su dilatada carrera, ‘Federiquín’ como era llamado por familiares y amigos más cercanos, recibió varias condecoraciones por causa de su obra en favor del deporte; entre ellas la ‘Medalla de Oro de Educación’ y la ‘Orden al Mérito Juan Pablo Duarte’, en grado de oficial.

Ramírez Guerra murió el 14 de octubre de 1960, días antes de cumplir los 86 años.

El maestro recibió la llamada al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, en octubre de 1967, durante el primer ceremonial efectuado en el hotel El Embajador.

 

Ver todos exaltados del año