ALFREDO WILLIAM HORFORD BALTAZAR (TITO) BALONCESTO

Nació 19 de enero de 1966 en La Romana, R. D.

Tito Horford tiene la distinción de haber allanado a los dominicanos el camino hacia la NBA, la más prestigiosa y exigente liga de
baloncesto en el mundo.

Si bien fue pasajera su estancia en el circuito estadounidense con los Bucks de Milwaukee y los Bullets de Washington, la condición de
pionero fue una de las razones consideradas por los cronistas deportivos dominicanos para grabar su nombre en el molde de la inmortalidad deportiva.

El gigantesco jugador con una talla de 2.16 metros sobresalió en el baloncesto escolar de los Estados Unidos con la Escuela Secundaria
Marian Christian de Houston donde por su talento y productividad fue proyectado como una segunda edición del legendario Kareem
Abdul-Jabbar, y sus hazañas le valieron una asistencia al Clásico McDonald’s All-Stars en 1985.

Fue reclutado por la Universidad Estatal de Louisiana desde donde fue transferido a los Huracanes de la Universidad de Miami en la
que en dos temporadas tuvo promedio de 14.2  puntos y 9.3 rebotes por juego.

El romanense llegó al Club Deportivo Naco de las manos de Eduardo Gómez quien lo descubrió como un participante en los
programas deportivos que éste dirigía dentro de los planes sociales que el Central Romana llevaba a cabo en sus bateyes.

Sus largas extremidades superiores le garantizaron un enorme alcance lo que unido a su sobresaliente instinto para bloquear  lances lo convirtieron en una fuerza defensiva intimidante en la zona cercana al aro cada vez que pisó una duela de baloncesto.

Tito fue un integrante del seleccionado nacional que conquistó la medalla de oro en el Centro Basket Juvenil de 1983, y ese mismo año como un adolescente de 17 se integró junto a leyendas
como Marcellous Starks, Chicho Sibilio, Hugo Cabrera y Winston Royal en el poderoso quinteto del Club Naco que muchos expertos
consideran como el más talentoso que se haya ensamblado jamás en el baloncesto criollo.

Horford tiene el mérito de haber sido el primer jugador que alcanzó un “triple-doble” en el baloncesto superior dominicano con guarismos de dos dígitos en puntos, rebotes y bloqueos.

Tres veces Horford fue líder de rebotes capturados en el torneo del Distrito Nacional en el que además de Naco vistió la franela de
Los Prados y San Carlos, y a la fecha mantiene
con 389 el record de más lances bloqueados
de por vida.

Ver todos exaltados del año